lunes, 4 de noviembre de 2013

Let them talk


Las heridas cerradas vuelven a estirarse, vuelven a abrirse...
Por más que ajuste el hilo, por más que intente pegar la piel
se vuelve a abrir, y brota sangre, mucha sangre
¿Podría desangrarme?

Enterrado, con cemento encima
¿Cómo puede salir?
Pero si procuré enterrar bien,
quemar todo, dejarlo fuera
fuera de mi!

¿Y si realmente no lo deje ir?
¿Si realmente mi adiós no fue verdadero?
Por Dios Ayelén, fue verdadero
sino no estarías hoy aquí
con todo lo que construiste!

 - Es verdad, ese adiós fue de verdad,
me despedí de él, lo cerré.
No lo dejé volver,
cerré todas sus puertas hacía mi.

¿Pero ella?
- Ella es la que vuelve, la que no lo supera.
¿Y por qué no le decís adiós a ella?
- Intento, pero ella no escucha, no quiere entender.
Cierro una puerta, y se mete por la ventana,
siempre retorna.
¿Y por qué retorna?
 - No sé, imagino que no lo superó,
imagino que soy importante,
imagino que me esta dando más poder del que realmente tengo.
¿Y por qué no se lo preguntas?
- Por qué la quiero fuera, ella sola hablará cuando tenga ovarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario